Enfermería oncológica

Como entidad profesional de enfermería en España, la Sociedad Española de Enfermería Oncológica (SEEO), mantiene que las enfermeras/os que trabajan al cuidado de individuos con cáncer ofrecen a la población unos servicios específicos, y representan una contribución a la lucha contra este problema de salud. Así mismo, la SEEO es responsable de definir el ámbito de la práctica de la enfermería oncológica y determinar los estándares -normas- que guíen la práctica como medio de asegurar la calidad del servicio enfermero que se oferta a la sociedad.

Podemos afirmar que el espectro social del cáncer está cambiando y requiere de estrategias de cuidados y modelos de organización más avanzados. El papel de los profesionales de oncología exige constantemente responder a nuevas demandas por parte de la población, que deben ser afrontadas desde una visión interdisciplinar y consensuada, como garantía para mejorar los objetivos terapéuticos y de calidad de vida de los enfermos.

El avance logrado en el control de la enfermedad gracias a estrategias de tratamiento cada vez más agresivas y multimodales, entraña sin embargo la presencia de efectos secundarios a veces tan devastadores como la propia enfermedad. De todos es conocido que el cáncer se comporta como una enfermedad crónica, con fases agudas y períodos críticos que a lo largo del proceso, logran superarse más de una vez.

Las enfermeras/os oncológicas, tienen un papel muy especial enfatizando en la prevención de complicaciones, detectando y controlando los efectos secundarios y proporcionando en los episodios críticos atención especializada; al tiempo que incorpora a los cuidados, los aspectos psicosociales del enfermo y su familia, para conseguir una atención integral que responda a las necesidades de los mismos.

El principal motivo por el cual es necesario determinar cuáles son los estándares de la práctica, es la necesidad de definir el concepto de enfermería oncológica, su razón de ser y el ámbito de la práctica que abarca, todo ello a nivel básico.
En un esfuerzo por concretar estos propósitos, nos parece que puede ser clarificador señalar los fundamentos filosóficos sobre los que entendemos se basa la atención de enfermería oncológica:

Un individuo con cáncer no es simplemente alguien con un cuerpo enfermo, es una persona con una mente y un espíritu vivo, en constante crecimiento. Que mantiene relaciones con su familia y amigos, con actitudes y aptitudes, intereses, sueños y esperanzas, que van a verse afectados todos ellos por su estado de salud.

Por tanto, los cuidados en oncología se basan en los siguientes fundamentos filosóficos:

  1. Los enfermos afectos de cáncer son individuos con necesidades personales que tienen derecho a vivir su vida de forma plena y a morir con dignidad. El objetivo primordial de la atención se centra en responder a las necesidades individuales. Identificar las necesidades de los enfermos consultando con ellos y respetando sus elecciones, es la manera más efectiva de garantizar una atención de calidad y de preservar la autonomía del individuo. Todos los enfermos de cáncer tienen derecho a recibir el mejor tratamiento, cuidados y apoyo disponibles, con independencia de las diferencias sociales, políticas y económicas. Debe alentarse y, en su caso enseñar, a los enfermos y a sus familias a participar activamente en el establecimiento y la consecución de objetivos realistas para sí mismos. Enfermería debe iniciar y fomentar un enfoque interdisciplinar en la asistencia a enfermos con cáncer. Las enfermeras/os deben contribuir a la promoción de la salud y la prevención del cáncer. La promoción de la salud y la educación no son exclusivas de la Atención Primaria. Continúa con los propios enfermos de cáncer en cualquier ámbito. La investigación es primordial para mejorar la atención en oncología. Somos conscientes de nuestra responsabilidad a la hora de iniciar investigaciones y de apoyar a nuestros compañeros en esta línea. Como profesionales cualificados, somos responsables de nuestras acciones. Los conocimientos disponibles acerca de los cuidados en oncología, deben ser accesibles e intercambiables entre todos los enfermeros de Europa.
  2. La formación permanente convierte a las enfermeras/os en punto de apoyo para los enfermos y sus familias. Así mismo, esa formación otorga la responsabilidad de informar a la sociedad acerca del cáncer, su prevención y tratamiento.

La práctica de la enfermería oncológica se define como la prestación de servicios enfermeros profesionales y competentes, al individuo, familia o comunidad, en todo el continuum salud-enfermedad, desde la prevención del cáncer a los cuidados del enfermo en situación terminal.

Para ello, la enfermera oncológica desarrolla sus funciones de asistencia, docencia, gestión e investigación, utilizando un método científico que le permite identificar y tratar respuestas humanas y determinar la influencia de sus servicios en la evolución física, psicosocial y espiritual del cliente.

En este contexto, la Sociedad Española de Enfermería Oncológica considera que las enfermeras/os oncológicas tienen la responsabilidad de desarrollar conocimientos, habilidades y actitudes que promuevan un alto nivel de competencia en esta área del cuidado. El desarrollo de esta práctica debe estar presidido por un extremo dominio de la comunicación, capacidad de empatía, honestidad y coherencia, no emitir juicios de valores y transmitir y alimentar la esperanza como cualidades que sustenten la interrelación profesional durante todo el proceso.

La enfermería oncológica afronta el reto de ofertar cuidados de calidad, y por tanto, debe desarrollar instrumentos para determinar si los enfermos oncológicos reciben efectivamente esos cuidados: los estándares de la práctica proporcionan el marco para desarrollar indicadores clínicos específicos que permitan mensurar intervenciones profesionales.
Los estándares de la práctica de la enfermería oncológica son enunciados descriptivos, específicos y explicativos de lo que debe ser la enfermería oncológica en nuestro país. Así descritos, los estándares de la práctica se convierten en un marco de referencia y guía de nuestra práctica profesional.

Además de definir lo que debe ser la enfermería oncológica en España, existen otras razones que justifican la necesidad de su descripción:

  1. A nivel de desarrollo de la profesión enfermera, fomentan el crecimiento científico y la promoción de la especialidad hacia una consolidación de la práctica avanzada de la enfermería oncológica.
  2. A nivel social, contribuyen a satisfacer las expectativas de los clientes y al reconocimiento de la profesión enfermera en general, y de esta especialidad en particular.
  3. A nivel legal, proporcionan el marco para el establecimiento de criterios de práctica profesional y la determinación de responsabilidades.
  4. A nivel ético, ayudan a asegurar una práctica basada en el código ético de enfermería.
  5. A nivel económico, contribuyen al fomento de la competencia y de la promoción profesional, y ayudan a asegurar la relación coste-eficacia.
  6. A nivel docente, ofrecen las bases para el desarrollo y consolidación del curriculum básico en enfermería oncológica.

Estas normas permiten evaluar el nivel de calidad de la práctica profesional, incluyendo los aspectos relacionados con la prestación de los servicios enfermeros y los parámetros asociados a la realización profesional. De esta forma quedan claramente reflejadas las actuaciones y conductas implícitas en el proceso enfermero.

Cada estándar está formado por seis partes:

  1. Denominación. Es el nombre o título del estándar.
  2. Definición. Es la determinación o explicación del estándar según sus atributos.
  3. Razonamiento. Representa su justificación, el sentido del estándar.
  4. Criterios de estructura. Se centran en la descripción del entorno, de los recursos necesarios para la práctica de la enfermería oncológica.
  5. Criterios de proceso. Describen la fórmula de prestación de servicios y las conductas implícitas en la práctica profesional de la enfermería oncológica.
  6. Criterios de resultado. Definen el resultado final de los servicios enfermeros, en términos de objetivos del cliente.

Fuente:
Sociedad Española de Enfermería Oncológica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: